info@egoasesores.es
925 23 40 73

Consejos básicos para la gestión de un restaurante

La gestión de un restaurante es un trabajo que se debe llevar a cabo con auténtica pasión por la hostelería. Te mostramos unos consejos para conseguirlo.
Gestión de un restaurante

Consejos básicos para la gestión de un restaurante

La gestión de un restaurante es un trabajo que se debe llevar a cabo con auténtica pasión por la hostelería. La restauración es un negocio no apto para todas las personas, dado el estrés que a menudo implica este trabajo. El gestor debe poseer habilidades sociales, liderazgo y capacidad de resolución de problemas.

Desde hace algunos años, el sector de la restauración en España se ha desarrollado hasta la excelencia. Un restaurador, para estar a la altura de la competencia, necesita ser a la vez, creativo y eficiente, sin perder nunca el foco en su clientela y el producto ofrecido.

Un restaurante, como cualquier otro negocio, debe solventar ciertas cuestiones fundamentales para funcionar:

Identidad del restaurante

Las respuestas a las siguientes preguntas crean la identidad de un restaurante: ¿cuál es nuestro estilo?, ¿quiénes son nuestros clientes?, ¿cuál es nuestro producto?, ¿cómo ofrecemos nuestro producto?

Estas preguntas sirven para crear tu imagen de marca, o la imagen con la que las personas reconocen y recuerdan el negocio. A partir de ellas, se toman las decisiones operativas: el marketing, el menú, el logotipo, los uniformes de los empleados y el sitio web reflejarán el estilo del lugar.

Administración de ingresos y gastos

Gracias a un contable o asesor, el gerente puede controlar fácilmente el balance entre los ingresos y gastos del restaurante. Con una debida asesoría de finanzas, se puede elaborar un plan de negocio para planificar los costos a enfrentar, y el tiempo de retorno de la inversión.

La situación financiera recomendable es aquella en la que, tras un cierto período de tiempo desde la inauguración, los ingresos superan a los gastos de forma que se pueda devolver la inversión inicial y obtener ganancias.

Gestión del almacén

El manejo correcto del almacén es un aspecto clave en la gestión de un restaurante. Esta actividad incluye la relación con los proveedores y la cantidad de productos que se comprarán en función de la capacidad del almacén y el flujo de personas que vienen diariamente a comer.

Gestión del personal

El reclutamiento, adiestramiento y dirección del personal es el asunto más delicado al que se enfrentan los restauradores y gerentes. En la gestión de un restaurante, el personal resulta eficiente si la figura al mando los dirige con eficiencia.

Es la responsabilidad del gerente que el personal trabaje en perfecta sinergia para un servicio exitoso al cliente. Los empleados, desde cocineros hasta camareros, deben tener en cuenta la identidad del lugar para poder transmitirlo a los clientes a través de la preparación de los platos, su presentación, y el servicio dispensado.

En la fase de selección del personal debe especificarse en detalle las tareas de cada puesto, qué turnos y qué compensación económica tendrá cada categoría profesional.

En cuanto a la dirección del equipo, el gerente debe ser accesible y amable, pero sin caer en el amiguismo o en asumir tareas de personal, renunciando a sus tareas directivas. El gerente es firme y claro en sus instrucciones, sabe reconocer los méritos y premiar el trabajo bien hecho.

Marketing y marketing web

Si deseas gestionar un restaurante de una manera óptima, debes cuidar el ámbito del marketing y el marketing web. Es una combinación de estrategias dirigidas a la publicidad para aumentar el flujo de clientes. Incluso el mejor plato del mundo, si no se promociona bien, es como si nadie lo hubiera cocinado nunca.

La acción recomendable es establecer de entrada un presupuesto para invertir en publicidad en línea y fuera de línea. La publicidad bien dirigida de un restaurante, sobre todo en internet, es una inversión que produce resultados.

Deja un comentario